Cabinas business integran conceptos de comodidad, eficiencia y seguridad

REUTERS/Pascal Rossignol

 

Desde sus inicios, Air France ha innovado constantemente su servicio a bordo para brindar a sus pasajeros la mejor experiencia de vuelo, especialmente a aquellos que opten por hacerlo en la cabina business. Actualmente en Chile, en su ruta Santiago-París, Air France opera en Boeing 777-300, equipado con 381 asientos. De estos, 42 corresponden a la cabina business, 24 a premium economy y 315 a economy, y regularmente lo hace con su tradicional y clásico servicio de excelencia.

Sin embargo, desde ahora volverán a estar disponibles las nuevas cabinas Best en los Boeing 777-200, que operarán tres veces por semana, los días lunes, miércoles y viernes, hasta el 26 de octubre. “Con 28 plazas en business, 24 asientos rediseñados en premium economy y 260 ubicaciones en economy, estas nuevas cabinas fueron creadas por Mark Collins, renombrado diseñador de Design Investment, especializado en el sector del transporte de lujo, en colaboración con Brandimage, agencia asesora en diseño y branding”, subraya Pía Lackman, gerenta general de Air France-KLM Chile.

Destaca, además, que la base de este asiento denominada Cirrus y producida por Zodiac Aerospace, recibió en 2012 el premio Skytrax por la mejor cabina business, y fue mejorada y personalizada por Collins para Air France. “Uno de los sellos diferenciadores de la clase business de Air France tiene que ver, justamente, con el espacio y con ese diseño único de los asientos. Se trata de una cama horizontal que permite alcanzar el pleno descanso, con acceso directo al pasillo para todos los pasajeros de la cabina y con una pantalla táctil individual de 16 pulgadas de alta definición, ofreciendo más confort y libertad”, señala.

Descanso asegurado

Una de las principales ventajas de vivir la experiencia de volar en la cabina business Best de Air France, dice Pía Lackman, es que estas cumplen por encima de todo con los estándares mundiales de las “3 Fs”: Full Flat (totalmente horizontal), Full Access (acceso directo al pasillo) y Full Privacity (total privacidad). 

“En el corazón de su estructura curva, cada cliente puede crear su propio espacio, variando la posición del sillón hasta transformarlo en una cama horizontal de dos metros de largo, con absoluta privacidad. Por otra parte, cada usuario podrá encontrar otros accesorios como por ejemplo la almohada y el cobertor de plumas, y el completo kit personal de confort con productos y accesorios para aseo y descanso, y un tratamiento multihidratante de Clarins”, detalla la profesional.

Los pasajeros cuentan también con una toma de corriente eléctrica con más de 6 formatos, teléfono satelital, lámpara con luz individual para leer o trabajar, pantalla de video interactiva, botella de agua y un servicio de guardarropía personalizado.

Sabores y entretención

Todos los meses a bordo de sus aviones de largo recorrido, Air France aporta novedades a su programa de entretenimiento que está compuesto por películas de estreno, series de televisión y culturales, noticieros, cadenas temáticas, música y hasta un curso de idiomas y un programa de yoga en el aire. Más de mil horas de diversión, entretenimiento y programación VOD.

Asimismo, Air France ofrece un original blog de viajes digital llamado Travel by Air France. Con dos nuevas ciudades agregadas cada mes, Santiago de Chile es uno de los cerca de 100 destinos ya disponibles.

Además, cada uno de los pasajeros puede revisar en su tablet o dispositivo móvil, y descargar totalmente gratis, periódicos o revistas de todas partes del mundo, en varios idiomas, gracias a la aplicación Air France Play.

Por otro lado, en business, el itinerario gastronómico siempre comenzará con una copa de champaña, para luego disfrutar lo mejor del arte culinario francés e internacional.

“La refinada y original experiencia gastronómica ‘à la française’ es un verdadero deleite para los sentidos, con recetas inéditas y propuestas de menú renovados frecuentemente. Cada pasajero podrá deleitarse con platos diseñados por grandes chefs como Régis Marcon, Michel Roth, Guy Martin y Youn-Young Kim (en vuelos a Corea), quienes le darán la posibilidad de probar exquisitas creaciones dulces y saladas en aperitivos, entradas, platos calientes, quesos, tartas, sorbetes y más”, comenta Pía Lackman.

Todo ello acompañado de los mejores vinos franceses, champaña y licores del mundo que podrán ser degustados en copas diseñadas por Jean Marie Massaud.

Por su parte, Olivier Poussier, catalogado como el mejor sommelier del mundo, es el encargado de seleccionar entre lo mejor del patrimonio vinícola francés.

Un aspecto relevante es que si el pasajero sigue algún tipo de dieta alimentaria o requiere alimentación adaptada por razones médicas o culturales, puede reservar una comida especial adecuada a sus exigencias 48 horas antes de su vuelo.

Sumado a todo esto, la clase ejecutiva tiene grandes ventajas como la prioridad en la entrega de maletas y la amplia franquicia de equipaje en bodega.

Y antes del vuelo o durante una conexión, los pasajeros tienen acceso a los salones VIP donde podrán relajarse, trabajar o disfrutar de una exquisita comida en más de 530 salones VIP de la red Air France alrededor del mundo.

De esta manera, volar en business reúne comodidad, eficiencia y seguridad. “Tenemos una presencia ininterrumpida en Chile desde hace más de 80 años y somos una aerolínea reconocida por su calidad y servicio. Creemos firmemente que nuestros pasajeros valoran la calidad del producto, eficiencia del servicio y la amplia red de destinos que operamos”, finaliza la gerenta general de Air France-KLM Chile.